Descuento De Pérdidas Por Siniestro De Sus Impuestos

Spanish property damage lawyers

La pérdida de la propiedad de cualquier tipo es difícil de afrontar. Perderla en un hecho repentino y catastrófico como un huracán puede ser aún más devastador. El huracán Harvey, por ejemplo, le costó al propietario promedio más de $111 000. Si su propiedad no estaba asegurada, es posible que pueda reclamar pérdidas por siniestro sobre bienes muebles como deducciones detalladas en su declaración de impuestos federales.

A continuación se presenta más información sobre el proceso y cómo podría ayudarlo a recuperarse.

¿Qué es la pérdida por siniestro?

La pérdida por siniestro se define como cualquier daño, destrucción o pérdida de propiedad que ocurra debido a un hecho repentino e identificable. Los hechos que cumplen con estos criterios incluyen:

  • Terremotos
  • Huracanes
  • Naufragios
  • Ataques terroristas
  • Tornados
  • Vandalismo
  • Erupciones volcánicas
  • Incendios
  • Accidentes automovilísticos
  • Demoliciones a causa de desastres

 

La pérdida por siniestro también incluye la pérdida de depósitos después de que un banco o una institución financiera con seguro federal quiebra o se declara insolvente. Si la institución no estaba asegurada por el gobierno federal, la pérdida aún puede ser reclamada a través de un desglose misceláneo. Sin embargo, este tipo de pérdida a veces se deduce en las categorías “pérdida ordinaria” o “deuda incobrable no comercial”.

Cómo funcionan las amortizaciones por pérdidas por siniestro

Para amortizar las pérdidas por siniestro, debe detallar cada propiedad utilizando el monto de su base ajustada y usarlo para determinar la deducción total.

  1. Comience por determinar el valor de la propiedad. Este suele ser el precio de compra o su valor en el momento en que la adquirió.
  2. Determine el valor razonable de mercado (FMV, por sus siglas en inglés) después de ocurrido el hecho fortuito.
  3. De los pasos 1 y 2, tome la cantidad que sea menor y reste el reembolso de seguro esperado, si corresponde. Esta es la cantidad de base ajustada que utilizará para determinar su deducción.

Cómo determinar su deducción

Su deducción se calcula al tomar el monto de su pérdida y restarlo por el umbral de $100, y luego restar ese monto por el 10 por ciento de su ingreso bruto ajustado (AGI, por sus siglas en inglés). Esta es la cantidad que puede deducir en su declaración de impuestos federales.

Por ejemplo, si tiene un vehículo sin seguro con una base ajustada de $10 000 y un AGI de $30 000:

  • Reste la base ajustada ($10 000) por el umbral de $100 para obtener sus pérdidas totales ($9900)
  • Reste el 10 por ciento de su AGI ($3000) de sus pérdidas totales ($9900)
  • La pérdida deducible del vehículo es de $6900.

Para recibir la deducción, debe poder demostrar el valor razonable de mercado de la propiedad antes y después del hecho. Por lo general, esto requiere trabajar con un tasador y guardar los recibos y otra documentación útil en un lugar seguro.

Si la cantidad total de su deducción excede el 10 por ciento de su AGI, no podrá reclamar una pérdida por siniestro.

Hechos no deducibles

A continuación se presentan ejemplos de pérdidas por hechos fortuitos que no se pueden deducir:

  • Rotura accidental de un artículo en condiciones normales
  • Daños relacionados con mascotas
  • Incendios provocados o evitables
  • Accidentes automovilísticos causados por negligencia grave o dolo
  • Daños a la propiedad debido a un deterioro progresivo constante
  • Pérdida de bienes por sequía
  • Daño de termitas o polillas
  • Daño o destrucción de árboles por hongos, enfermedades e insectos

Cómo deducir

Las pérdidas por hechos fortuitos se calculan en el Formulario 4684, Hechos fortuitos y robos, del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). Este cálculo puede ser detallado con sus otras deducciones y transferido a la línea 40 del Formulario 1040 del IRS.

En la mayoría de los casos, las pérdidas por hechos fortuitos se deducen en el año fiscal inmediatamente posterior al año en el que ocurrió el desastre. Sin embargo, si su pérdida se debió a un desastre declarado por el gobierno federal, puede presentar su reclamo en la declaración de impuestos del año anterior utilizando una declaración enmendada.

Su reclamo de seguro oportuno

Si su propiedad está cubierta por un seguro, debe presentar un reclamo de seguro “oportuno” para recibir un reembolso. De lo contrario, no puede deducir la pérdida por hechos fortuitos en su declaración. Si presenta una declaración oportuna, debe reducir la pérdida por el monto de su indemnización esperada.

top