Negligencia de Los Centros de Rehabilitación, Hogares de Ancianos y Centros de Tratamiento

Negligencia de Los Centros de Rehabilitación

Durante casi todas las etapas de la vida, dependemos de los demás para que nos ayuden a cuidarnos en cierta medida. Si las personas a las que se les asigna esta tarea, principalmente profesionales médicos, no cumplen con su deber de cuidar, pueden surgir consecuencias negativas significativas. Esto es especialmente cierto para las personas mayores que requieren mayores niveles de atención. Muchos estadounidenses mayores y sus familias confían en los centros asistenciales y su personal para mantenerlos seguros y saludables.

Desafortunadamente, se denuncian más de 2 millones de casos de abusos a personas mayores cada año. Cuando se aprovecha de nuestro estado frágil o el de un ser querido, es importante que actuemos para evitar que lo mismo les suceda a otras personas.

Esto es lo que entra en los litigios por negligencia en los centros asistenciales.

¿Qué comportamiento puede llevar a una demanda?

Muchas cosas pueden salir mal en un centro asistencial, por lo que es esencial que cumplan con el protocolo adecuado y las mejores prácticas de atención médica. Hay innumerables accidentes, actos intencionales y fallas a la hora de actuar que podrían exponer a estas instalaciones a asumir la responsabilidad en un caso de negligencia. Estos son algunos ejemplos de conducta de los empleados o fallas en mantener las prácticas de atención médica adecuadas que pueden llevar a una demanda civil.

No mantener las instalaciones razonablemente seguras

Se espera que un centro y su personal estén al tanto de los peligros potenciales, incluidos aquellos de los que deberían estar conscientes a través de una diligencia razonable. Esto incluye todo desde mitigar el riesgo de accidentes por resbalones y caídas hasta evitar que un residente dañe a otro.

Responsabilidad indirecta

Los centros que contratan a un empleado que termina descuidando, abusando o dañando a un paciente o residente, pueden resultar responsables indirectamente. Un empleador que no capacita y supervisa adecuadamente a sus empleados también puede ser considerado responsable en estos casos.

No mantener las políticas de salud y seguridad

Los centros asistenciales deben mantener condiciones de vida adecuadamente limpias e higiénicas en las habitaciones de los residentes y áreas comunes para prevenir que los pacientes bajo su cuidado se lesionen o enfermen. Pueden ser considerados responsables en una demanda civil si una persona bajo su cuidado se enferma o muere debido a que no mantuvieron la instalación limpia.

No proporcionar un tratamiento médico adecuado

Cada centro sigue un estándar de atención médica. Cuando la atención médica por debajo del estándar ocasiona daños a un residente, podría ser apropiado presentar un caso de negligencia médica en contra del centro o en contra del profesional médico que trató al residente.

Estándar de atención

Los pacientes confían en los centros asistenciales para que les ofrezcan un estándar de cuidado razonable. Por ley, esto significa que pueden esperar la atención, precaución y prudencia que ejercería un profesional médico razonable en las mismas circunstancias.

El incumplimiento de esta norma se considera negligencia. Posteriormente, cualquier daño resultante puede ser reclamado en una demanda por la parte lesionada.

Cuando una instalación se ocupa de la atención del paciente, generalmente se les exige que brinden este estándar de atención empleando personal suficiente para mantener resultados razonables para el paciente.

Demostrar la negligencia

Cuando un residente de un centro asistencial se lesiona, no siempre es obvio qué salió mal y quién debe ser considerado legalmente responsable. Con frecuencia, la evidencia está incompleta y puede ser para provecho del centro asistencial.

Demostrar negligencia puede ser particularmente difícil porque requiere que el paciente demuestre que el centro asistencial se ha desviado tanto del estándar aceptado de atención y tratamiento que la ley consideraría que ha sido negligente.

También se debe probar que la negligencia del establecimiento fue la causa principal de la lesión que sufrió.

Ayuda a los pacientes

En los hogares de ancianos, los residentes de edad avanzada a menudo no pueden o no quieren comunicarle a los miembros de la familia sobre incidentes de abuso. Debido a enfermedades físicas o mentales, una sensación generalizada de impotencia puede obligarlos a minimizar el nivel de maltrato, creyendo que no hay una alternativa aceptable.

Lo que los miembros de la familia y los seres queridos pueden hacer para ayudar es mantener un ojo atento a la evidencia de abuso y negligencia. Estas señales pueden no ser siempre obvias, como moretones, llagas o huesos rotos.

Las personas mayores pueden mostrar signos de deshidratación o pérdida de peso, lo que puede confundirse fácilmente con signos de envejecimiento. Si los seres queridos notan estos síntomas, deben cuestionar o buscar las razones del cambio.

Si los hechos y la evidencia lo ameritan, los abogados pueden presentar una demanda contra el centro para buscar una compensación por las lesiones causadas por su abuso y negligencia.

top