Por Qué los Residentes de Mexico Beach Están Luchando Para Reconstruir Después Del Huracán Michael

Property damage from Hurricane Michael

Mexico Beach, una pintoresca ciudad de 1200 habitantes que se extiende a lo largo de la costa de Florida, fue casi aniquilada por el huracán Michael en octubre. Según el New York Times, más de tres cuartos de los edificios del área fueron destruidos, dejando a los residentes inseguros en cuanto a cómo proceder después del hecho.

Desafortunadamente, la reconstrucción no es tan simple como limpiar los escombros viejos y crear un calco de la ciudad. Hay temas más amplios que se deben considerar, como los estrictos códigos de construcción y la demografía de los residentes, que determinarán cómo se reconstruirá esta ciudad, si es que así se hiciera, y quiénes permanecerán para habitarla.

Las características de Mexico Beach

Comparado con ciudades más grandes como Panama City Beach, Mexico Beach es una pequeña ciudad turística que se enorgullece de ofrecer una auténtica experiencia floridiana detenida en el tiempo, de ahí el apodo “Mayberry junto al mar”. Los residentes se han resistido a los incentivos para convertir a Mexico Beach en un área turística como las otras de Florida con la intención de preservar su encanto único. La ciudad no se ve afectada por llamativos rascacielos y solo tiene una única cadena importante: un solo restaurante Subway.

Será difícil reconstruir no solo los edificios de la ciudad sino también la cultura local tras el huracán Michael. La mayoría de los edificios más antiguos no se pueden restaurar, lo que significa que parte de la historia de la ciudad se ha borrado permanentemente. Muchos de los propietarios son personas mayores, lo que significa que la mayoría no tiene la resistencia física necesaria para lidiar con la reconstrucción o incluso la supervisión del proceso sin la ayuda significativa de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias (FEMA).

Códigos de construcción en Florida

Mexico Beach quedó en el camino directo del huracán Michael, un fuerte huracán de categoría 4 con vientos de 155 mph y una poderosa marejada ciclónica. Este tipo de eventos es inusual en el enclave de la Florida, razón por la cual la ciudad no estaba preparada estructuralmente para un huracán de tal magnitud en comparación con las ciudades del sur de la Florida.

Códigos de construcción de Mexico Beach

La preparación para desastres está determinada en gran parte por los códigos de construcción de un área. La mayoría de los códigos de construcción de la Florida se reescribieron después del huracán Andrew en 1992, que destruyó gran parte del condado de Miami-Dade. Como resultado, los edificios en el sur de la Florida ahora deben poder soportar vientos de hasta 175 mph por ley.

No puede decirse lo mismo de Mexico Beach. Los edificios construidos después de 2002 solo están obligados a soportar vientos de 120 mph. A pesar de eso, muchas de las casas y negocios se construyeron antes de estas normas y se han sucedido entre familiares por generaciones, lo que hizo que estuvieran mal equipados para manejar una tormenta tan fuerte.

Una estructura sobreviviente

En medio de la devastación, hubo un edificio que sobrevivió a la tormenta con un daño mínimo, una residencia que sus propietarios apodaron amorosamente como el “Sand Palace” (Palacio de arena).La casa fue diseñada específicamente para soportar vientos de 250 mph y ubicarse por encima de la marejada ciclónica en altos pilotes de hormigón. Otras precauciones incluyen un techo duro que resista el levantamiento del viento y una escalera desmontable que evita daños mayores en el hogar durante una tormenta.

Por qué la reconstrucción tiene un costo prohibitivo

Costos de construcción

Si bien el Sand Palace es un testimonio de la utilidad de la arquitectura informada, sería extraordinariamente costoso construir todas las casas y negocios de Mexico Beach a ese mismo nivel, a menos que la demografía y las características de la ciudad cambien drásticamente. El Sand Palace tiene un valor estimado de $400 000. Las casas similares resistentes a las tormentas tienden a costar un 30 a 50 por ciento más para construir que una casa promedio.

Muchas de las personas de la clase trabajadora en Mexico Beach no pueden darse el lujo de hacer ese tipo de inversión monetaria, lo que significa que pueden acabar desalojados de su comunidad de manera efectiva si el estado aprueba códigos de construcción más estrictos.

Infraestructura y economía

El costo potencial de construir casas y negocios más fuertes y modernos no es el único problema. Toda la infraestructura del pueblo ha cambiado. Con una torre de agua derribada, carreteras bloqueadas, alcantarillas obstruidas y electricidad defectuosa, se requerirá una inversión importante para transformar Mexico Beach en un lugar habitable y agradable. Y, dado que la ciudad se alimenta económicamente con el turismo, los residentes actuales no tienen forma de ganar dinero para pagar estas reparaciones hasta que los turistas vuelvan a visitar la región.

Seguro contra inundaciones

Como si estos problemas no fueran suficientes, muchos residentes de Mexico Beach no tenían seguro contra inundaciones antes de la tormenta. De los que lo tenían, el daño por el agua que sufrió su propiedad no necesariamente califica para la cobertura del seguro. Esto significa que gran parte de Mexico Beach se está reconstruyendo desde cero.

top