¿Cuál es la diferencia entre resbalones y caídas y responsabilidad del recinto?

¿CUÁL VALE MI CASO DE LESIONES PERSONALES?
¿Cuánto vale mi caso de lesiones personales en Florida?
September 29, 2021

¿Cuál es la diferencia entre resbalones y caídas y responsabilidad del recinto?

diferencia entre un resbalón y una caída y un accidente de responsabilidad civil

"Caution wet floor" sign in mall

Los casos de resbalones y caídas son casos de responsabilidad del recinto, pero no todos los casos de responsabilidad del recinto son técnicamente casos de resbalones y caídas. Los casos de lesiones personales por responsabilidad del recinto se presentan contra los propietarios por las lesiones sufridas debido a los peligros en su propiedad. Las reclamaciones por responsabilidad del recinto pueden deberse a una gama realmente diversa de motivos, desde cableado defectuoso que provoca electrocuciones hasta las enfermedades causadas por el moho negro o las agresiones que se producen en una propiedad.

El corazón de todos los casos de lesiones personales es el mismo. El demandado debía al demandante un deber de amparo. El demandado no cumplió con dicho deber y el demandante resultó lesionado como consecuencia de ello. Por lo tanto, el demandado debe ser responsable de los gastos médicos, los salarios perdidos y el dolor y el sufrimiento del demandante.

En este sentido, las reclamaciones por responsabilidad del recinto no son totalmente diferentes de los casos de lesiones por accidentes de tráfico. Como conductor, usted debe a todos los demás conductores, peatones y ciclistas que le rodean en la carretera un deber de amparo. Esto significa, en general, que debe seguir las normas de circulación y respetar las leyes de tráfico. Si hace lo contrario y causa una lesión, puede ser responsable de los daños de la persona lesionada.

Los propietarios tienen deber de amparo con la mayoría de las personas que visitan su propiedad. Las únicas personas a las que un propietario podría no tener deber de amparo son los intrusos. Sin embargo, hay algunas circunstancias limitadas en las que incluso un intruso podría tener un caso de responsabilidad del recinto por las lesiones que sufrió debido a los peligros en una propiedad mal mantenida.

Cómo probar un caso de resbalones y caídas o de responsabilidad del recinto

Aunque el incumplimiento de un deber está en el centro de todos los tipos de casos de lesiones personales, hay algunas diferencias fundamentales importantes entre los casos de responsabilidad del recinto y los casos de lesiones por accidentes de tráfico.

Para que su reclamación por resbalones y caídas tenga oportunidad de dar frutos, tendrá que ser capaz de probar claramente algunos hechos preliminares importantes:

  • El peligro existía en la propiedad antes de que usted se lesionara; no fue algo que usted causó
  • El propietario conocía el peligro o debería haberlo conocido
  • El peligro no se corrigió a pesar de que el propietario tuvo tiempo suficiente para hacerlo
  • No se le advirtió del peligro

Seguro que usted ha visto más de una versión de la típica foto de stock de suelo mojado. La foto suele mostrar a un actor fingiendo un resbalón con un cartel de “suelo mojado” al lado.

El problema fundamental del escenario presentado en estas fotos es el cartel de “suelo mojado”. El actor de la foto probablemente tendría problemas para ganar su caso porque había una señal de suelo mojado claramente visible. Siguió caminando sobre la superficie mojada a pesar de haber sido advertido, lo que podría ser sería suficiente para proteger al propietario del recinto.

Otra dificultad común en los casos de responsabilidad del recinto es demostrar que el propietario o los miembros del personal responsables del mantenimiento de una propiedad deberían haber sabido o sabían de un peligro antes de que usted se cayera o se lesionara.

Los derrames ocurren en tiendas de abarrotes y de conveniencia. Una de las responsabilidades de los empleados de dichas tiendas es limpiar los derrames rápidamente para asegurarse de que no se produzcan lesiones. Si a un cliente se le cae un tarro de pepinillos y otro cliente se resbala en el líquido, se cae y sufre lesiones graves, la tienda y el propietario podrían o no ser responsables.

El caso puede depender del tiempo que el derrame haya estado allí y de si habría sido razonable que los miembros del personal lo supieran y lo limpiaran o pusieran un cartel de “suelo mojado” antes de la caída. Si el resbalón se produjo solo 30 segundos después del derrame, la tienda podría argumentar que no sería razonable esperar que el personal hubiera visto el derrame y tomado medidas a tiempo para evitar el resbalón y la caída. Si el charco permaneció en el pasillo por diez minutos y nadie lo limpió ni puso un cartel de “suelo mojado”, podría ser más difícil para el propietario de la tienda el justificar que ignoraban el peligro.

Para tener éxito en un caso de responsabilidad del recinto o de resbalones y caídas, a menudo es necesario establecer de forma fiable hechos como:

  • Cuándo se produjo el peligro y cuándo se produjo el accidente
  • La visibilidad del peligro y si una persona razonable debería haber visto el peligro y haberlo evitado
  • Las responsabilidades establecidas o previstas de los propietarios o administradores de la propiedad para resolver el peligro

Por ello, los abogados de lesiones personales suelen animar a sus clientes a que tomen fotos del peligro que les ha causado la lesión, informen al propietario del hecho y acudan a un médico inmediatamente después de un resbalón o caída. Colectar esas pruebas hará más difícil que la defensa pueda alegar que su lesión se produjo en otro lugar o en otro momento.

Hablar con un abogado de lesiones personales lo antes posible también puede ser beneficioso. Cuanto antes empiece un abogado especializado en resbalones y caídas a colectar pruebas, como las grabaciones de las cámaras de seguridad que muestran el incidente y corroboran su historia, mejores serán sus posibilidades.