¿Los Arrecifes Artificiales son Más Dañinos que Beneficiosos?

Los arrecifes de coral benefician al medioambiente de muchas maneras. En particular, protegen la vida marina y contribuyen a un ecosistema saludable. Desafortunadamente, los arrecifes de coral de todo el mundo están desapareciendo. Muchos científicos creen que el aumento de la temperatura del agua y la fluctuación del nivel del mar han contribuido a la desaparición de, aproximadamente, la mitad de los arrecifes de coral de la Tierra en las últimas tres décadas.

Este fenómeno ha llevado a la proliferación de arrecifes artificiales: estructuras construidas por el hombre ubicadas estratégicamente en el océano para imitar los efectos de los arrecifes naturales. Sin embargo, estos arrecifes no están exentos de efectos adversos, lo que lleva a muchos a preguntarse si son más dañinos que beneficiosos, particularmente cuando dañan a las personas o al medioambiente.

¿Qué son los arrecifes artificiales?

Por lo general, se usan embarcaciones naufragadas, plataformas petrolíferas abandonadas, pilas de bloques de hormigón y otros residuos de superficie dura para crear arrecifes artificiales. Estos elementos se colocan intencionalmente en el océano para promover el crecimiento de las especies silvestres. La costa de la Florida tiene más arrecifes artificiales que cualquier otro estado. A partir de 2017, la Comisión de Conservación de Peces y Vida Silvestre de Florida (FWC) ha informado que hay más de 3200 arrecifes artificiales en todo el estado.

Si bien es fácil creer que los arrecifes artificiales son un desarrollo reciente, se han estado usando durante siglos. Los japoneses los han estado usando por más de 400 años, mientras que el primer arrecife artificial estadounidense fue emplazado en la década de 1830 frente a la costa de Carolina del Sur.

¿Cómo ayudan los arrecifes artificiales al medioambiente?

Un beneficio principal de los arrecifes artificiales es la preservación de la biodiversidad oceánica. Aproximadamente 500 especies de peces cerca de la Florida dependen de los arrecifes de coral como medio de supervivencia. Con la desaparición de los arrecifes naturales, los objetos artificiales pueden utilizarse en su lugar para proporcionar a estas especies un hábitat adecuado y, en última instancia, fomentar el crecimiento y la sostenibilidad de las poblaciones de vida marina.

Los defensores de los arrecifes artificiales argumentan que una población marina más sana y diversa tiene un impacto directo en la industria costera. Por ejemplo, los arrecifes muy poblados ofrecen a los pescadores nuevas áreas para trabajar y atraen a más buceadores y otros turistas recreativos a la región. Además, si las personas dejan de enfocarse en los arrecifes naturales y cambian por los artificiales, es probable que se preserven los arrecifes naturales existentes a largo plazo.

¿De qué manera son dañinos?

A pesar de estos beneficios, los arrecifes artificiales tienen algunos elementos preocupantes. En primer lugar, muchos cuestionan el efecto que tendrá en las comunidades costeras con el paso del tiempo lo que esencialmente es basura en el océano. Aquí se presentan varias desventajas de los arrecifes artificiales, según los opositores, hoy por hoy.

Toxinas

Quizás no sea sorprendente que tirar automóviles recuperados, tanques militares, trenes y otros desechos en el mar tenga el potencial de causar más daños que beneficios. Cuando estos materiales no se preparan adecuadamente, pueden incorporar bifenilos policlorados (PCB), aceite y amianto al océano. Los buceadores, nadadores y todas las personas que coman pescado obtenido cerca del área contaminada corren el riesgo de sufrir perjuicios por estas toxinas.

Colisiones de embarcaciones

El emplazamiento de arrecifes artificiales es monitoreado por funcionarios estatales. No obstante, estos arrecifes no aparecen en los mapas y no están bien marcados en la superficie para los navegantes. También tienen el potencial de moverse a posiciones que pueden ser comprometedoras durante tormentas fuertes. Estos factores se combinan para aumentar la posibilidad de colisiones de embarcaciones y condiciones de buceo peligrosas.

Vertido ilegal

Existen leyes ambientales que se han establecido para evitar que los aficionados emplacen arrecifes artificiales que no hayan sido preparados adecuadamente o que estén hechos de materiales peligrosos. Lamentablemente, sigue habiendo vertido ilegal o inoportuno. Cuando se arrojan objetos como neumáticos, por ejemplo, esto puede causar efectos devastadores en el medioambiente y las personas que están en las zonas aledañas debido a la toxicidad del caucho.

Cuestiones ambientales

A pesar de la intención admirable, los arrecifes artificiales a veces dañan el medioambiente. Por ejemplo, si se emplazan de forma descuidada, pueden dañar los corales existentes o desplazar la vida marina. Asimismo, pueden provocar superpoblación, enfermedades y sobrepesca, debido a que se da una mayor concentración de peces en un área pequeña.

top